Salinas, Calif.- -

Un especialista en relaciones comunitarias del departamento de justicia concluyó su primera junta con organizaciones de Salinas, el martes en la tarde.

El representante busca encontrar una solución que ayude a mejorar la relación entre la comunidad y el departamento de policía.

El jefe de policía de Salinas, Kelly McMillin, solicitó la ayuda del departamento, tras dos balaceras mortales involucrando a sus oficiales.

Tremendas tensiones surgieron entra la comunidad y las autoridades.

El representante Márquez Equilibira, no tiene poderes judiciales.

El martes, se reunió con el director de la organización Community Alliance for Safety Peace, más bien conocida como CASP.

La muerte de Osman Hernández, quien fue baleado por oficiales afuera de la tienda Mi Pueblo, el mes pasado, causó mucha indignación entre la comunidad hispana.

Menos de dos semanas después, autoridades también mataron a Carlos Mejía por las calles Del Monte y Sanborn. Esto después de que oficiales recibieron reportes de que Mejía forzosamente intentaba entrar a la casa de un mujer, y según oficiales, atacó al a su perro.

El especialista tiene planes de hablar con el jefe de policía, el encargado de la ciudad, al igual que líderes de la comunidad alisal.

Esas juntas están programadas para el miércoles.