Prunedale, Calif.- -

Comenzó como una llamada de violencia doméstica en Prunedale y acabó con equipos tácticos tratando de entrar a la residencia del ex convicto, Jeffrey Howard.

Justo antes de las cinco de la mañana, el miércoles, la esposa de Howard, lo reportó a las autoridades.

En algún punto, alguaciles dicen que el sospechoso tiro un balazo de su escopeta, “nadie resultó herido. Aún no sabemos si el tiro era para una persona en particular o si disparó en accidente, o si fue un disparo de aviso o simplemente de lo hizo de puro coraje,” dijo el Sargento Ron Willis.

Autoridades dicen que la víctima logró escapar pero les aseguró que su esposo, quien tiene un historial criminal por narcóticos, aún estaba en la casa.

“No vamos a mandar a nuestros oficiales a tocar la puerta de un hombre armado, por tal razón pedimos la asistencia de nuestro equipo táctico,” explicó Willis.

Y con alguaciles saturando esta zona, residentes pasaron varias horas de inquietud, "se nos hizo pues feo, porque no sabíamos que estaba pasando," dijo Joaquina Melendrez.

Tras una explosión cegadora, miembros del equipo SWAT determinaron que el hombre había logrado escapar de la casa.

La escena después continuo aquí, por la carretera Corey en Aromas.

Equipos tácticos buscaron a Howard en la casa de uno de sus familiares, “tenemos a varios alguaciles y la ayuda de la patrulla de caminos para revisar el área, es parte de nuestro método de precaución,” según Willis.

Pero los esfuerzos fueron en vano, Howard aún sigue prófugo, enfrentando varias felonías.