Salinas, Calif.- -

Noticias de la Costa Central presentó una solicitud de registros públicos para saber los nombres de los oficiales involucrados en los tiroteos mortales del pasado mes de mayo.  

Pero la ciudad se ha negado a dar los nombres de esos oficiales que mataron a Osman Hernández y Carlos Mejía.

Funcionarios dicen que los policías involucrados han sido amenazados a través de diferentes redes sociales.

La ciudad dice que el riesgo de los oficiales, supera el interés del público por saber sus identidades.

Pero miembros de la comunidad no están de acuerdo.

Algunos residentes que organizaron las recientes manifestaciones, piden que el jefe  de policía, Kelly McMillin renuncie a su puesto.

La ciudad dice que aunque las tres investigaciones se completen, las identidades de los oficiales nunca se darán a conocer.

Sin embargo, la ciudad sí dio a saber los nombres de varios oficiales involucrados en otras balaceras durante los últimos dos años. 

El 28 de septiembre del 2012, la ciudad dice que Robert Zuniga y Mas Yoneda, oficiales de Salinas, dispararon y mataron a Richard Chacón por la calles Constitution Boulevard.

Autoridades dicen que Chacón se atrincheró por 16 horas en una casa, después de un robo en la tienda Wal-Mart.

En julio del 2013, Juan Acuna murió tras ser baleado por oficiales por la calle Kern.

Autoridades dicen que el presunto pandillero estaba armado con dos pistolas.

Varios oficiales lo persiguieron por la calle Market en donde comenzó la balacera.

Pero por seguridad, la ciudad no está dando a saber los nombres de esos oficiales.

Luego, el 13 de septiembre del año pasado, la ciudad dice que el oficial Jeff Alford, le disparó a Charlene Hale, quien sobrevivió sus heridas.  

Oficiales dicen que recibieron reportes de un robo armado dentro de una lavandería por las calles East Market y Pájaro. Añaden que la mujer armada se negaba a rendirse.