King City, Calif.- -

Líderes de la ciudad de King City se reunieron en una sesión cerrada por segunda vez, el martes, para hablar sobre la evaluación de conducta del administrador de le ciudad, Michael Powers, esto después que investigadores del condado de Monterey presuntamente encontraron evidencia de escuchas telefónicas, rastreadas al teléfono de Powers en el ayuntamiento.

Funcionarios dicen que estaban consientes sobre la orden de registro que investigadores del condado de Monterey ejecutaron en mayo.

La orden judicial declara que investigadores creen que Michael Powers comenzó a escuchar conversaciones privadas durante la investigación sobre el presunto esquema ilegal de remolque de carros.

En respuesta, Powers se negó a una entrevista en cámara pero le dio a noticias de la costa central esta carta dirigida a los residentes.

Dice en parte:

"Yo nunca intencionalmente traté de escuchar una conversación por teléfono o en otros aparatos. No lo pude creer cuando me acusaron.”

Powers no ha sido arrestado y no ha sido formalmente acusado de un delito.  

Algunos residentes asistieron la junta del martes den la noche, para escuchar si la ciudad estaría tomando medidas disciplinarias tras las alegaciones en la orden judicial, “Cualquier confianza que tengamos ahorita, ten en cuenta que estamos tratando de ser optimistas, pero sabemos que esto va a destruir la ciudad,” dijo Margarita López.

Líderes de la ciudad anunciaron que discutirán la orden judicial en una sesión cerrada y que también estarían escuchando a residentes.

Pero porque powers tiene derechos de privacidad como un empleado de la ciudad, los detalles de su evaluación no serán un tema de discusión.

Residentes apoyando a Powers dicen que no merece ningún tipo de consecuencias y que la carta defendiendo su inocencia fue el paso correcto, “Si buscan a alguien para culpar todo lo que está sucediendo en la ciudad, no creo que el administrador de la ciudad debería ser el responsable de todo,” explicó Kent Robinson.